27

May

Bullying o “Matoneo” I


Bullying matoneo

Tengo una hija de 7 años, es una niña maravillosa, con un gran corazón, y obviamente es la luz de nuestros ojos, me refiero a mi esposa y a mi, por ella hemos tomado a lo largo de su corta y preciosa vida muchas decisiones importantes, con el único objetivo de que el día de mañana, aun cuando nosotros ya no estemos, tenga las herramientas necesarias para vivir la vida, de la mejor manera posible, tratando de procurarse para ella y quienes la rodeen, la mayor cantidad de momentos de bienestar.

Con ese fin en la mente, yo he tenido que aprender muchas cosas e interesarme en otras que no estaban antes en mi círculo de preocupación, y una de estos temas, tiene que ver con un tema que hoy se ha convertido en un problema de lo mas serio y complicado.

Me refiero al bullying o matoneo, las estadísticas de las escuelas públicas y colegios privados de américa latina y los USA, están creciendo a pasos agigantados todos los años, el abuso entre niños y adolescentes es una realidad, la intimidación, la violencia verbal y física, y hemos llegado al bullying on line, es decir, niños acosando a otros a través del internet.

La violencia es de todo tipo, pero para que exista deben coincidir al menos dos elementos básicos, uno es el agresor o agresores y por otro está la víctima o víctimas, quienes conjugan un cuadro lamentable en la realidad actual de nuestros niños.

Ahora bien, ¿es este fenómeno nuevo?, ¿es de este siglo o ya existía antes?, me di a la tarea de empezar a preguntar y conversar del tema con mi círculo de amistades, y he descubierto algo que les confieso me impresionó, la mayoría de las personas, casi todos hombres, me confesaron que en algún momento de su infancia y pre adolescencia fueron víctimas de niños abusadores.

Con esto comprendí que el fenómeno es de vieja data, pero por qué hasta ahora es que se habla de ello, ¿por qué antes no se mencionaba tanto?, ¿cuál es la diferencia?

Puede ser que una de las diferencias esté en el acceso a las comunicaciones, hoy por hoy el mundo se ha convertido en un pañuelo y todo se sabe en cuestión de segundos, otra razón era que nosotros los que hoy estamos entre los 40 y los 55 que de una u otra manera pudimos ser intimidados, no llegamos a desarrollar con nuestros padres el suficiente grado de comunicación como lo tenemos hoy.

Esto lo menciono, ya que a la mayoría de mis amigos y conocidos que confesaron haber sido abusados, coincidieron en contarme que al momento de ellos poner en conocimiento de sus padres esta situación, no obtuvieron las respuestas o el apoyo que estaban esperando, es decir, entre muchas razones está el hecho que las respuestas eran entre otras:

  • No te creemos, eso es mentira, lo que pasa es que no quieres ir al colegio
  • Estas exagerando, no seas bobo
  • No llores, los hombres no lloran, no seas pendejo
  • Defiéndete, pégale tu también
  • Así es la vida mijo, así que entre mas rápido aprendas mejor

Estoy seguro que estas palabras muchos las escucharon en su casa, y de cierto es que no ayudaban para nada, y el único camino que les quedaba a los niños, lo que empeoraba terriblemente la situación era callar, y sufrir en silencio.

Hoy la situación afortunadamente es distinta, los niños y niñas dicen lo que les pasa en el colegio, pero lo dicen porque alguien les pregunta, así que la recomendación es esa, dialoguen con sus hijos, una hora o media hora al día, y pregúntele como está, qué tal el colegio, acérquense a ellos, gánense su confianza para que les cuenten.

Ahora bien, cómo identificamos a un niño abusador, cuáles son sus características, qué lo delata, podemos mencionar varias:

  • Son populares, tienen muchos amigos
  • Cuentan con una alta pero falsa autoestima
  • No respetan la autoridad, incluso la de sus propios padres
  • Impulsivos
  • Agresivos
  • Fácilmente se frustran
  • Ansiosos
  • En el fondo son niños inseguros

 

Así mismo existen varios tipos de matoneo, a saber:

  • Físicamente, es decir llegar a los golpes
  • Verbalmente, con palabras ofensivas
  • Burlarse de otro niño
  • Mentir sobre otros niños, es decir esparcir chismes que no son ciertos
  • Aislar a otros niños
  • Mensajes a través del internet

Cuál debe ser la respuesta o actitud que deben asumir los padres, tanto del niño abusado como del padre cuyo hijo es el abusador.

No es fácil para ninguno de los dos, es decir, quien que se precie de ser un buen padre recibe de buena manera que le informen que su hijo está siendo abusado por otro, y que ese otro es hijo de otra familia, que tampoco va a aceptar que señalen a su hijo de abusador.

Cuando un padre se entera que su hijo es un abusador, en la mayoría de los casos lo niegan y no les apetece hablar del tema, acto seguido lo que hacen es defender a sus hijos, se pueden tornar agresivos hacia la persona que le está informando sobre la situación, lo que obviamente agrava el problema en vez de acercarse a una solución.

El matoneo puede inclusive terminar en problemas de índole legal, es decir, puede llegar a los tribunales, lo que sucede y es muy frustrante es que en la mayoría de los casos los países no cuentan con legislación sobre el tema, lo que permite que los acosadores se salgan con la suya.

Mientras tanto me pregunto, no será que en el caso del matoneo solo hay víctimas, no será que el propio abusador es víctima de alguien mas, ¿tal vez de sus propios padres?.. ese será el tema de mi próximo artículo.

 



Etiquetas: , , , , , , ,


Artículos similares