26

Feb

Sexo, Matrimonio y Comunicación


sexo-matrimonio-comunicación

Cada vez con más frecuencia escucho a compañeros de trabajo, amigos y espontáneos que quieren compartir algo de su vida, un tema recurrente y que al parecer se está convirtiendo en una de las razones por las cuales las parejas buscan ayuda profesional.

Ese tema son las relaciones sexuales en el matrimonio, algo que al parecer afecta a un alto porcentaje de parejas a nivel mundial, y que sino se trata a tiempo puede desencadenar una crisis en la pareja que puede llevarla sino existe un buen nivel de comunicación, al divorcio.

Aun en estos tiempos modernos, la palabra sexo genera en ciertos círculos molestia e incomodidad, y siendo algo tan natural, no entiendo por que, más sin embargo, es una realidad, las parejas cada vez más no tienen una buena calidad de vida sexual, y aquí surge la primera pregunta, que tantas veces es bueno, y cuanto es malo tener relaciones sexuales.

Poner en el centro de una relación de pareja estable el sexo puede funcionar para algunos, para otros tal vez no, entonces cuántas veces a la semana, al mes, al año es lo normal?

Lo que es cierto es que el sexo fortalece a la pareja y la ausencia de sexo hace exactamente lo contrario, entonces cuando hacerlo, creo que la respuesta más fácil es, cuando tengas ganas, y que pasa cuando eso no existe, es decir que pasa cuando las ganas desaparecen?

Hay muchos estudios que tratan de explicar eso con cifras, recuerdo que hace un tiempo encontré uno que fue realizado en los Estados Unidos que afirmaba que después de encuestar a un grupo de mas de 3000 mujeres, los resultados fueron los siguientes:

El 23% de las encuestadas afirmaron tener 3 relaciones sexuales al mes!!!

Uno 21% afirmó tener más de 10 encuentros sexuales al mes.

Y un 9% afirmó no tener sexo en el año, esto obviamente es un problema, pero más allá de estas cifras que obviamente sirven, lo realmente importante es saber porque está pasando eso, que es lo que sucede en las parejas después del matrimonio, y digo después del matrimonio, porque la mayoría reportó tener una excelente vida sexual antes de este hecho.

“Cuando eramos novios nos era imposible estar separados, no aguantábamos las ganas de estarnos tocando, cada momento, cada lugar,  todo nos motivaba al sexo”, afirman la mayoría de las damas encuestadas.

Muchos psicólogos expertos en lo que hoy se conoce como un problema afirman que la mujer sufre unos cambios, a parte de los obvios hormonales después de tener al primer hijo, es decir algo sucede en la psiquis de las féminas que disminuye su libido, se argumenta y en tono de reclamo por parte de ellas ” es que solo me tocas o eres cariñoso conmigo cuando quieres sexo”, a lo que un hombre podría responder, ” bueno, pero por lo menos yo te toco para algo”, porque al parecer el problema no es exclusivamente de sábanas, el problema real parece ser la comunicación, o falta de esta.

Cuando dos personas viven bajo un mismo techo, comparten la misma mesa, asumen en común los gastos de la vivienda, e incluso tienen la responsabilidad de criar hijos, pero no se comunican de manera robusta, clara y transparente, y no llegan a acuerdos, eso no es un matrimonio, simplemente son compañeros de cuarto, y para eso no es necesario estar casados.

La comunicación o más bien la falta de ella, es para mi la principal razón de los problemas en las parejas, antes solo con una mirada yo sabia que quería, antes solo con el roce de su mano entendía que pasaba, hoy después de dos horas de hablar, ojo de hablar no de comunicarse, es muy común escuchar decir a alguna de las partes, ” es que no te entiendo, no se que me quieres decir”.

Y del amor qué?, que rol juega aquí ese sentimiento tan fuerte, eso que nos hace levantarnos en las mañanas, eso que ayuda a solucionar cualquier desavenencia, ese mal entendido, la razón de ser de los seres humanos es esa, el amor, por amor se entiende, por amor se perdona, por amor se escucha, por amor se pone uno en el lugar del otro y esa capacidad de ponerse en los zapatos del otro es tal vez una de las mejores maneras de lograr y mantener una saludable relación de pareja.

El amor entendido como la ” disposición a…, yo estoy dispuesto a escuchar, a amar, a perdonar, a tener sexo contigo, a ser cariñoso, a ser tierno, … estoy dispuesto.

Mientras tanto me pregunto, cuando el amor se acaba, cuando no existe esa disposición, cuando uno de los dos le dice al otro, lo siento ya no te amo, me pregunto, tiene sentido seguir casado?

 

 



Etiquetas: , ,


Artículos similares