2

Abr

Verdad y mentira en las redes sociales!!


Ambas existen desde el principio de los tiempos, ambas han sido parte de la vida de los seres humanos, ambas han existido, y se han divulgado de manera masiva, de una u otra manera.

Cuál es la diferencia entonces entre lo que pasaba antes, en medios de comunicación escritos, radiales, o televisivos?

El internet, y más que el internet las redes sociales, Facebook, Twitter, etc., estas redes han permito que esas mismas mentiras que antes si sucedían en los USA, o sea aquí a la vuelta de la esquina, tenías que esperar mucho tiempo, en el mejor de los casos, si eras una persona suscrita a alguna revista de ese país, pasaba hasta un mes para que el ejemplar del mes anterior te llegara, y ahí te enterabas, y que pasaba, simplemente creías, y porque lo hacías, porque no tenías forma de “verificar” la información.

Con la llegada de las redes sociales, nos podemos enterar en tiempo real de cualquier situación que esté pasando en cualquier lugar del globo terráqueo bueno o malo, político, deportivo, social, antisocial, pornografía, muerte, etc., el menú es infinito.

Un menú que muchas veces solo está lleno de basura, de personas y empresas, organizaciones, partidos políticos, medios de comunicación, llenan sus plataformas de eso, mentiras, basura, noticias falsas, que no son posibles de verificar, con un fin que me parece tenga nada de meritorio, tener mas “likes”, mas seguidores.

 

Las marcas y las redes sociales

Antes las marcas mas importantes del mundo se ocupaban de buscar como embajadores de las mismas a personas que se destacaban por algo importante en algún campo, la política, el deporte, las ciencias, hoy la situación es otra, las marcas buscan a los llamados influenciadores, una suerte de mago que con un tuit, o un post, logra que en minutos, cientos de miles se sus seguidores se enteren que está haciendo x ó y marca, ahora bien, cual es el mérito de estos personajes?

Las redes sociales le dan el derecho de hablar a legiones de idiotas que primero hablaban sólo en el bar después de un vaso de vino, sin dañar a la comunidad. Ellos rápidamente eran silenciados, pero ahora tienen el mismo derecho a hablar que un premio Nobel. Es la invasión de los imbéciles“, estas son las palabras del recien fallecido semiologo italiano Umberto Eco, estoy 100% de acuerdo.

Estas legiones, además de hablar de cualquier cosa, sin saber nada de lo que dicen, antes eran el loco del pueblo, el borracho de la fiesta, el chistoso, la amargada, el aburrido, el que siempre se quejaba de todo, pero hoy, ellos son dueños de la verdad.

Escriben lo primero que se les viene a cabeza, comparten temas, imágenes ( de su vida privada), como si a alguien le importara que comió, con quien comió, si salió o no, si está viendo televisión, en fin, hay una exsacerbación del ego, y porque no de la soledad.

Muchos estudios seríos en los hechos por prestigiosas universidades en los USA y Europa dan cuenta que la adicción a las redes sociales ya es un problema, el cual muchas veces está atado a situaciones de mucha soledad, depresiones, que encuentran en una red social, una via de escape de su triste realidad, creo que esas personas que tienen mas “ amigos” en sus redes muchas veces no están bien por dentro, se evaden de sus realidades muchas veces sombrias, con el fin de tener por un par de horas, un momento de paz, y de bienestar, ya que al parecer conectarse desde su celular a una red social genera un disparo de dopamina en el cerebro.

Las redes no son las malas del paseo, no son las redes en si, es la forma en la que son usadas, estoy convencido que cualquiera de ellas bien usada ha servido en miles de ocasiones para hacer y lograr cosas muy buenas, las redes sociales lo que han venido a hacer es una vez a desnudar nuestras fallas como seres humanos, a demostrar que somos capaces de crear cualquier cosa en beneficio propio, sin importar a quien se le hace daño.

La mentira que siempre ha existido hoy galopa a velocidades nunca antes vista, sobre el lomo de las briosas redes sociales, desbocada, sin contro alguno, creando “verdades” que nunca han sido eso VERDAD, ejemplos… miles, sino preguntenle a aquellos que llegaron a decir que el Papa apoyaba la candidatura del brillante Presidente de los USA, una gran mentira, que miles de personas creyeron que era verdad.

 




Artículos similares